CRÓNICA: TRAMO DE TIERRA VILLA DE ALLO

Con la celebración del II – Tramo de Tierra Villa de ALLO se daba el pistoletazo de salida a la sexta edición de la Copa RACVN de Rallyes de Tierra.

Un año en el que la Copa bate nuevamente record de equipos inscritos llegando a la cifra de 25 Focus.

El buen sabor de boca que dejó en los equipos participantes, ayuntamiento y vecinos del pueblo navarro la primera carrera en Allo animó a los organizadores a repetir emplazamiento y tramo. Un recorrido espectacular con un piso perfecto que hace del tramo de Allo uno de los mejor valorados de toda la temporada.

La Copa RACVN es una competición que exige a los equipos que quieren salir victoriosos dar el máximo desde el primer kilómetro hasta el último. Y así lo entendieron los tres primeros clasificados en el primer tramo que a la postre fueron (aunque en distinto orden) los equipos que pisaron el pódium de Allo.

Jokin Urkizu y Oroitz Garbizu casi hacen pleno de victorias. El primer tramo se lo arrebataron Iñaki Lapuente y Joseba Frutos, pero la segunda y tercera pasada fueron para ellos consiguiendo además los 5 puntos extras que otorgan al ganador del último tramo cronometrado. Un arranque de temporada que no hacía sino recordar a todos cuál es su objetivo en este 2019. Un reto que no es otro que ganar la Copa para lo cual están dispuestos a asumir todos los riesgos necesarios.

No obstante quedaba claro que hay un grupo de equipos que no se lo van a poner fácil. Iñaki Lapuente y Joseba Frutos eran debutantes en la competición pero el margen que les separó del primer puesto ya dejó claro que iban a vender muy caras las victorias. Tiene mucho mérito incorporarse a la competición y hacerlo desde el primer metro de carrera al más alto nivel.

El pódium lo cerraron Alberto Marcos y Maider Usandizaga. Junto con Jokin y Oroitz es otro de los equipos que tras la primera toma de contacto con la Copa el año pasado tiene muy claro que este es su año. El de Allo fue un rally en el que fueron de menos a más que les permitía llegar con la moral por las nubes a la segunda carrera de la temporada. La más importante de todas. La del nacional de tierra en el Circuito de Navarra.

Oscar Gómez y Mireia Saizar se hacían con el premio de la rueda Fedima con la que obsequia Nortyre en todas las pruebas a uno de los equipos participantes. Los ganadores de la Copa de 2018 no terminaban de estar del todo satisfechos con el rendimiento del coche y no lograban meterse esta vez en los puestos de cabeza, pero a buen seguro conforme avance la temporada optarán a puestos más altos en la clasificación.

Sara Fernández y Ángel Muriedas es uno de los equipos debutantes en la competición. El objetivo de Sara es claro desde el inicio. Hacer kilómetros y aprender tramo a tramo una disciplina que domina como nadie desde el asiento del copiloto. Su currículum a nivel nacional e internacional con el cuaderno de notas es muy difícil de superar y tiene un futuro muy ilusionante. El salto al volante a través de nuestra Copa le permitirá experimentar desde la otra perspectiva la emoción de las carreras. El lote de lubricantes de TECNOULZAMA fue a parar a este equipo cántabro.

Y esto es lo que dio de sí la primera carrera del año. El resto de equipos tuvieron suerte dispar. A pesar de que la propia filosofía de la competición, que busca igualar las monturas para que la diferencia la marque el factor humano, muchas veces obliga a sus participantes a asumir riesgos muy elevados, por suerte no hubo que lamentar un número elevado de abandonos.

Tres semanas de tiempo y muy pocos kilómetros de distancia separarán la primera carrera del año de la segunda. El Rally Circuito de Navarra será una prueba que empezará a poner a cada uno en su sitio de cara a la segunda parte del campeonato.

Fotos: AITOR MARTÍNEZ GOIENETXE